martes, 19 de febrero de 2013

Adiós al "Mariscal Sucre".

Imagen del aeropuerto de Quito, y la ciudad. 

El "Mariscal Sucre" visto desde el aire. 

La imagen que se volvió el logotipo de Ecuador Aviation Photography fue seleccionada porque habla de los paisajes de Quito. 

Esta foto no fuera lo mismo sin el Pichincha y las casas de fondo. 



Hoy, 19 de febrero del 2013 se pone fin a una época, y muere lo que ha sido sin duda una verdadera leyenda en la aviación mundial: El aeropuerto Mariscal Sucre de Quito.  Su ubicación en la geografía tan accidentada de los andes ecuatorianos sumado a las adversas condiciones meteorológicas y otros factores hacen que este se mantenga entre los 10 aeropuertos más complicados y exóticos del mundo.  Este aeropuerto ha sido nido de controversias; odiado por algunos, amado por muchos, motivo de felicidades, tristezas, frustraciones, etc. y aun así no deja de ser interesante en todo aspecto.

Desde el 20 de febrero habremos entrado a una nueva era, y esa era es la de Tababela y el “Nuevo Mariscal Sucre”, que sin duda serán parte de la evolución de la aviación ecuatoriana.

Como homenaje a 9 décadas de aviación en Quito les brindo una reseña de lo que ha sido el aeropuerto de Quito tanto en palabras como imágenes.

Los inicios – Años 20 y La Carolina:

Es un hecho que la década de los 20 fue el inicio de la aviación en Quito.  El primer aeropuerto de Quito fue el actual Parque La Carolina.  Claro, en esa época Quito apenas se extendía hasta La Mariscal, y en ese entonces el Parque La Carolina ni siquiera estaba dentro de la ciudad.  De hecho, La Carolina ni siquiera era un parque en esa época, si no que era una hacienda llamada “Hacienda La Carolina de Iñaquito”.

Antes que ni se contemple la construcción de un aeropuerto en Quito, estos llanos sirvieron como lugares de aterrizaje para algunos aviones.  Fue aquí donde el piloto italiano Elia Liut aterrizó el famoso “Telégrafo I”.  Al poco tiempo, los franceses Marco Guitenny y Andre Janin volaron el “Quito 1” a este lugar.    El avión llamado “La Syrie” que fue donado al gobierno ecuatoriano por la colonia Siria-Libanesa también efectuó vuelos desde La Carolina.  En esta década, un sistema de correo se estableció entre Quito y Latacunga a cargo del Italiano Cosme Renella.

La aviación militar tuvo una participación importante en el desarrollo de la aviación en Quito pues a finales de esta década se empezaron a entrenar pilotos para que vuelen los aviones que llevaban correo, y que esta pueda ser una actividad rentable. Con el entrenamiento de pilotos y los Travelair R1 y R2 empezó la expansion de la actividad aérea en el país.  Para ese entonces este lugar se llamaba “Aeródromo La Carolina”.



El Casitagua daba a las fotos de las aproximaciones  por la pista 17 un lindo contraste.

Los gigantes no tenían miedo en aproximar por la pista 17. 



Los 30s, 40s, y 50s.

La década de los 30 trajo algunos cambios en la aviación Ecuatoriana.  Con la idea de crear una aerolínea en Ecuador, el famoso “Ecuador 1” (Que al igual que el Telégrafo 1 está en exhibición en el museo de la FAE) llegó al Ecuador desde San Diego en California al mando de Theodore Gildred, reconocido aviador estadounidense.  Lamentablemente esta idea fracasó y la idea de una aerolínea no levantó vuelo.

El otro cambio fue que en 1935 se empezó la construcción del aeropuerto donde es actualmente.  Este aeropuerto ya no fue un aeródromo improvisado como fue en La Carolina, si no que se seleccionó su ubicación para que sea un aeródromo que cuente con infraestructura básica.  Esta infraestructura era como una pequeña casa con teja artesanal.  Esta era la terminal aérea de Quito. Este nuevo aeropuerto también fue la “Base Aérea Mariscal Sucre”, lugar donde la FAE operaba.

La operación de la Base Aérea Mariscal Sucre fue principalmente para entrenamiento de pilotos de la FAE.  Esto se hacia en aviones Curtis Wright Sparrow.  Era común ver a estos aviones entrenando en Quito.  Sin embargo, para el conflicto armado con el Perú en 1941 estos aviones fueron movilizados fuera de Quito.

En los 40s, tras el conflicto con Perú se reorganizó a la FAE con la ayuda de los estadounidenses y se incorporaron a la flota de la FAE aviones como el Ryan PT-22, y Fairchild PT-19.

Durante la época de la segunda guerra mundial, el transporte de pasajeros ya era una realidad ya que la empresa alemana SEDTA operaba con Junkers JU-52.  Estos Junkers fueron confiscados ya que el Ecuador fue un país aliado en la segunda guerra mundial.  Uno de los Junkers fue el avión del ex presidente José María Velasco Ibarra.

Durante los 40s no solo la aviación militar crecía, si no el transporte de pasajeros.  Pan American Airways (Posteriormente PANAGRA) realizaban vuelos a Quito y conectaban a otras ciudades de Sur América.  A fines de los 40s, aerolíneas como TAO, ATESA, y AREA nacieron con el crecimiento de la demanda de la aviación, y de hecho, AREA ofrecía vuelos a destinos internacionales como Bogotá y Miami.

La post guerra trajo al Ecuador nuevos aviones como los North American AT-6 Texan, Beech C-45, Douglas C-47 para la FAE.  La década de los 50s trajo mas aviones para el transporte incluyendo los Consolidated PB5Y “Catalina” para vuelos de patrullaje de la costa.  Para fines de los 50s nacía la mundialmente reconocida Ecuatoriana De Aviación.


Un 747-400F de Cargolux con la cordillera oriental de fondo. 

Las aproximaciones sobre la ciudad eran el pan de cada día. 


Los 60s y 70s.

Para fines de los años 50, Quito había sido seleccionado para ser la sede de las Conferencias Panamericanas, y para dar cabida a los visitantes de este evento se construyeron algunas edificaciones que se mantienen hasta hoy como por ejemplo: El Hotel Quito, La cancillería, la caja del seguro, el palacio legislativo y su puente que pasa por encima de la Av. 6 de Diciembre, y por supuesto, la nueva terminal del aeropuerto pues no se podía seguir operando con la casita de teja del aeródromo de 1935.

Esta nueva terminal, inaugurada en agosto de 1960 seguía las tendencias modernas de diseño de los otros aeropuertos.  La nueva edificación de concreto llevaba una fachada con grandes ventanales de vidrio, una terraza de observación, una torre de control y ciertos elementos artísticos como las decoraciones de cobre y el famoso mural que hasta hoy se mantiene que cuenta la historia de Elía Liut y el Telégrafo I.  Para esto el aeropuerto ya contaba con una pista y calles de rodaje de asfalto.

Para fines de los 60s aviones como los DC-4, DC-6, C-47, C-46, Hawker HS-748, Douglas B-23, Lockheed Electra,  eran aviones vistos frecuentemente en esta nueva terminal.  La nueva década trajo aviones más grandes y modernos, como fueron los Boeing 720, Boeing 707, Convair 770, y Convair 990.  Al tener un aeropuerto nuevo y moderno en Quito, los proyectos de las aerolíneas fueron naciendo, como sucedió con Saeta, Tame, y San.  En los años 70s Quito ya contaba con Icaro, una escuela de aviación para civiles que posteriormente fue evolucionando a taxi aéreo.


El Cotopaxi observa como salían y entraban los aviones.

 A pesar de estar alto, habian lugares aun más altos.


80s y 90s.
En los 80s el Ecuador se encontraba en pleno “Jet Age” y aviones a reacción como los 707s, DC-10, 727, L1011, Caravelle, e incluso los 747s eran visibles con frecuencia en Quito.  Ante la demanda tan alta de vuelos, y ante la impredecible meteorología de Quito, se fueron instalando sistemas de navegación como el VOR, ILS, e iluminación para la pista.  Tras 20 años de operación de la nueva terminal esta ya había sido modificada ligeramente para acomodar los nuevos y más grandes aviones y para cumplir la demanda.

Paralelamente con el crecimiento de la población, creció la ciudad y para este entonces el aeropuerto ya se encontraba rodeado por una zona urbana en auge.  En 1984 se suscitó el primer accidente grave en las inmediaciones del aeropuerto al caer un DC-8 de AECA al norte del aeropuerto.  Este cayó sobre casas y quitando la vida a 49 personas en tierra y 4 a bordo.

En 1985 en cambio hubo un evento por el cual el “Mariscal Sucre” sigue siendo recordado, y fue la visita del Papa Juan Pablo II en un DC-10 de Alitalia.

En los 90s el aeropuerto fue sufriendo modificaciones, y los ventanales fueron clausurados para dar cabida a los counters en la salida internacional y para tener un espacio para inspección de equipaje.  Esta modificación, pesar de ser una necesaria quitó al terminal uno de sus encantos principales que eran los ventanales.  Hasta hoy es visible esto en el terminal internacional.  Para esta época el acceso a la terraza estaba cerrado.

El tiempo fue pasando factura al aeropuerto y por este motivo, a mediados y fines de los 90s Quito cerró sus puertas temporalmente para repavimentar la pista de aterrizaje que ya se encontraba deteriorada por la cantidad de tráfico y aviones pesados que hacían uso de la pista.  Durante esos días Latacunga fue el aeropuerto de Quito de manera provisional.

En los 90s y principios del nuevo siglo Quito cerró sus puertas en algunas ocasiones a raíz de la lluvia de ceniza del volcán Guagua Pichincha, y Reventador.  Para remediar estos fenómenos de la naturaleza fue necesaria la participación de cientos de civiles para barrer la ceniza de las pistas y calles de rodaje.


Las casas coloridas de Quito brindaban un fondo espectacular para las fotos. 

Un acercamiento muestra lo que hay de fondo. 


Nuevo siglo.

Hasta principios del nuevo siglo, los aviones se estacionaban de manera paralela al terminal en la plataforma.  El proceso de encendido de los motores era en la plataforma, y pasó en ocasiones que los vidrios del terminal se rompieron cuando los aviones viraban hacia la calle de rodaje y aceleraban.  Fue por eso que una gran modificación que sufrió Quito fue estacionar a los aviones de manera perpendicular al terminal, y utilizar tractores de remolque para que los aviones puedan encender los motores en la calle de rodaje.

En el año 2003 se hizo una gran modificación al aeropuerto que es visible hasta hoy.  En base a la modificación hecha poco tiempo antes, se adaptó un puente de metal y vidrio frente al terminal para conectar a las salas de espera con los aviones por medio de mangas de acceso al avión.  De esta manera los pasajeros no debían bajar a la plataforma, y evitaban estar en contacto con el clima exterior.  Se adaptaron 5 túneles a este puente.  Paralelamente se modificaron las zonas de salida y arribo internacional.  En esta década Quito se volvió un aeropuerto de 24 horas.

Mientras estas modificaciones se hacían en el actual aeropuerto, las gestiones para la construcción del nuevo aeropuerto en Tababela se volvían una realidad.

En el 2005 el aeropuerto de Quito fue escenario de un tragicomedia política, pues cuando el ex presidente Lucio Gutiérrez huyó en helicóptero del palacio de Carondelet, partió con rumbo al aeropuerto.  Una muy inteligente movida por parte de miembros del ejército hizo creer a una turba enardecida que Gutierrez estaba ahí, y la turba tumbó las puertas de acceso al aeropuerto y miles de persona entraron a la pista, calles de rodaje y plataforma.

Una serie de accidentes durante esta década captaron la atención del público y pusieron presión para que se acelere la apertura del nuevo aeropuerto.  Estos fueron: la salida de la pista del F-28 de Tame en el 2003, la salida de la pista del A340-600 de Iberia en el 2007, la salida de la pista del F-28 de Icaro en el 2008, el accidente de la Beechcraft 200 del Ejército en la Gonzáles Suárez en el 2009, la caída del un helicóptero DHRUV en una demostración en el 2009, y la salida de la pista de un Embraer 190 de Tame en el 2011.

A pesar que el municipio y las autoridades han tratado de apresurar la apertura del nuevo aeropuerto, simplemente no era posible concretar esto ya que todavía había mucho por hacer.  Fue por eso que la apertura del nuevo aeropuerto que originalmente estuvo programada para el 2010 fue retrasada a octubre del 2012, y finalmente al 20 de febrero del 2013, fecha que se cumplirá mañana.

Hoy noche se despidió al legendario Mariscal Sucre en un evento que unió a una parte de la comunidad.  Gente afín a la aviación, entusiastas, y curiosos se congregaron en la reja del aeropuerto para decirle “Adiós” por ultima vez al Mariscal sucre.  Quito se despidió de los aviones que salían haciendo una calle de honor con los chorros de agua de las motobombas.  El ultimo avión en salir fue un A319 de Tame con rumbo a Guayaquil.  Minutos después de su despegue las motobombas y otros vehículos de Quiport pasaron por las calles internas del aeropuerto saludando al público mientras a lo lejos se escuchaba la alarma de la torre de control en señal de despedida.

A las 19:20 se apagaron para siempre las luces del aeropuerto y acompañado de fuegos artificiales se dio por concluido a 53 años de historia del actual aeropuerto.

El FAE-620 y el Nudo de Mojanda de fondo. 

El avión presidencial con el Puntas y la cordillera oriental de fondo. 


El aeropuerto de Quito en la pantalla grande.

Desde la construcción de la nueva terminal, el “Mariscal Sucre” ha salido en algunas producciones cinematográficas como “SOS Conspiración Bikini”, película mexicana de los 60s protagonizada por Julio Alemán.  “Santo y Evaristo contra los secuestradores” fue otra película mexicana, esta vez en los 70s donde se ve el aeropuerto de Quito.  “Clear and Present Danger” fue una película americana protagonizada por Harrison Ford en los 90s en el cual sale un jet aproximando a Quito, pero en la película aparece como que es una escena de Bogotá.  En el 2000 el aeropuerto fue escenario para una parte de la película “Proof Of Life”.  Hubo otra película alemana de los 90s donde se veía despegar a un 727 de Tame, pero no recuerdo el nombre.


 Un 757 de American se eleva hacia el norte.

 Grandes y pequeños entraban y salían de Quito.


Fama entre los spotters.

Si uno pregunta a un spotter de otro país cuales serían sus “Top 5” lugares para ir a tomar fotos, sin duda Quito aparecería en esa lista junto a St. Maarten y Kai Tak.  Los factores que hacen a Quito un aeropuerto complicado y exótico son los mismos que atraen a fotógrafos y spotters de todo el mundo:  La geografía y su escenario tan cerca de la ciudad, los aviones y su aeropuerto hacen de Quito un lugar donde se pueden tomar muy buenas fotos de aviones.

El cierre del aeropuerto ha sido noticia en todo el mundo, y como resultado muchos spotters han visitado Quito en los últimos meses para tomar las ultimas fotos.

Durante los años que llevo como spotter en Quito he tenido el agrado de poder disfrutar de cientos de horas de spotting.  En ocasiones he ido de spotting solo, y muchas veces acompañado por grandes personalidades locales e internacionales.

A los spotters con los que he tenido el honor de compartir sesiones de “Spotting” o a los que les he podido ayudar y guiar sobre el spotting en Quito durante estos años:  Stefano Rota,  Nicolas Larenas, Juan Andres Martinez, Catalina Trujillo, Christian Ramos, Juan David Alvarez, Carlos Vacacela Zerga, David Larenas, Giancarlo Giuliano, Roberto Ayala, Rommel Dorado, Simon Aellig, Ander Aguirre, Xavier Guerrero, Joe Pries, Carlos Borda, David Hartman, Ben Wang, Bill Hough, Daniel Morales, Andres Ramirez, Javier Franco “Topper”, Andres Restrepo, Pablo Ortega, Miguel Cano Alva, Juan Manuel Temoche, Rafael Reca, Enos Moura Filho, Cesar Badilla, Kok Chwee Sim, Axel Schauenberg, Stefan Sonnenberg, Tis Meyer, Olivier Pirnay, Daniel Lapierre Forget, Leen Lammers, Peter Heeneman, Jurgen Raider, Olav Rhensius “Propfreak”, Manfred Turek, Wladimir Castro, Bernardo Andrade, Christopher Stefanidis, y otros que me olvidé mencionar, y a todos ustedes les dedico este artículo.

A todas las personas que han colaborado en mi trayectoria como “Spotter” / Fotógrafo de aviación, ellos son: Tame, Icaro, AeroGal, FAE, Servicio Aeropolical, Saereo, Quiport, Corpaq, la DGAC, a mis amigos ATCs, Hotel Savoy Inn, Familia Nolivos, y todos los que permitieron que se hagan fotos espectaculares en Quito les doy las gracias infinitas.

Les dejo a todos ustedes con imágenes varias del aeropuerto de Quito y sus aviones, como homenaje a este legendario aeropuerto.  Espero que disfruten y que recuerden a este aeropuerto por futuras décadas.

Fuentes:  Fuerzaaerea.net, Granportalaviacion.com


El Copa aterrizando con el valle nublado. 

Uno de los 727s que frecuentaba Quito.

Positive rate of climb, landing gear up. 

El 777 de KLM bajando. 

Petrojet en ascenso. 

El HC-CIY con el Parque Metropolitano de fondo. 

El LAS se prepara para salir por la 17.

El noreste de Quito y el Martinair.

La "Bravo Juliet India" despega en una tarde Quiteña.

El Hotel Savoy Inn combina con la HC-CDN. 

La HC-BJI volviendo al hangar. 

El Taca Peru 028 rodando al punto de espera. 

El "Canario 01" y los colores del atardecer. 





Un ATR-42 de Tame visto desde la torre.

Aterrizando por la 17 en la época seca.

Lufthansa Cargo se volvió una visita regular desde el 2009.

El HC-BZS y las casas.

El PN-112 del Aeropolicial levitando. 

Uno de los más pequeños aviones que volaba en Quito. 

Una EMB-120 por sobre el Pichincha. 

El HC-BZO de Saereo llegando al hangar. 

Faltando poco para el final de la pista:  Un MD-11 de Centurion despega por la 17.

Avient de Zimbabwe, uno de los aviones más exóticos visto en Quito. 

La Beech 350 de los Navales aterrizando con viento calma. 

El 777-300 de KLM en su vuelo inaugural con la plaza de toros de fondo. 

 El MD-11 con los restos del A340-600 de Ibera de fondo.

"Petrojet" entrando en la tarde. 

El rojo del Martinair contrasta con el verde de las montañas. 

El Tame dejando vortices por la humedad de la mañana.

La legendaria HC-BJI acercándose al punto de espera de la pista 35. 

La HC-BJI elevándose con el "Nesticor" de instructor. 

Muchas veces la parte superior del Pichincha tenía neblina.

Una mañana soleada en Quito. 

Un 727 de LAS elevándose con las justas... 

Quito y el Pichincha. 

Los colores de UPS hacen juego con el fondo. 

"Rosas por dentro, rosas por fuera" - Ander Aguirre. 

UPS cumpliendo con su vuelo diario en el 2005. 

La era de los Airbus en Quito.

Un Embraer de Tame entrando alto para no ser chupado por los vientos. 

Con un poco de neblina a lo lejos aproxima el HC-CFH de AeroGal. 

Los colores del Florida West reflejan a Quito. 

El C-130B, FAE-894 se camufla entre la vegetación. 

Entre postes, cables, rótulos y demás, el MD-11 se abre camino.

Un MD-11 vísperas de San Valentín.  Nótese los otros cargueros en Quito.

El 747 de Atlas / Emirates Sky Cargo picándose para aterrizar. 

La torre y las colas de Quito. 

Los ojos del Mariscal Sucre:  La torre. 

El Antisana con un 737 de AeroGal en frente. 

Un reflejo del aeropuerto en la ventana de la torre. 

Faltando poco para topar ruedas. 

Un 767 de UPS visto desde arriba. 

La HC-BJI castigada por el clima temperamental de Quito. 

La Iglesia del Carmelo, señal de que uno estaba cerca al aeropuerto. 

Un avión pasa frente al Cotopaxi para interceptar el localizador. 

 El Mariscal Sucre visto desde el otro lado.

9 comentarios:

Anónimo dijo...

Excelente foto reportaje Sandro. No hay mejor forma de hacer un homenaje a este, un gran aeropuerto.
Muchas gracias por tus fotos, sigue adelante!

Saludos,

Gerardo Vargas.

carlos guerrero dijo...

muchas gracias por su arte es un gusto tener fotografos como ustedes gracias de nuevo.

Anónimo dijo...

muy buena publicacion, me gusto... ademas hermosas fotos...

Anónimo dijo...

Un gran homenaje al viejo Mariscal Sucre, felicitaciones Sandro!

Espero que publiques pronto nuevas fotos del nuevo Mariscal Sucre, mucha suerte y sigue adelante!

Halconec dijo...

Amigo Sandro, muchas gracias x ese reportaje y las imágenes que evocan nuestro verdadero Gran Mariscal Sucre... detallazo de tu parte el haberme mencionado :)

Emilio Santander dijo...

Buenas fotos, Sandro, excelente homenaje al que fue, hasta 2013, el aeropuerto Mariscal Sucre de Quito

Pedro Jose Gutierrez Unda dijo...

Excelente blog. Es lo máximo. Me encanta el spotting, ahora tengo que salir de Quito para ver aviones...

JULIO dijo...

SI EXCLENTES FOTOS, TRAEN RECUERDOS DEL ANTIGUO AEROPUERTO LO QUE MAS RECUERDO ES LA ERA DE LOS 727S QUE DOMINARON LOS CIELOS QUITEÑOS EN LOS 80S Y 90S BUENO Y PARTE DE ESTA NUEVA DECADA... YA NO SE ESCUCHA MAS NI SE VEN ESOS HERMOSOS ATERRIZAJES SOBRE EL PARQUE LA CAROLINA O X LA AMAZONAS A LA ALTURA DE LA PLAZA DE TOROS...TANTO FASTIDIARON CON LA UBICACION DEL AEROPUERTO, HASTA Q LO SACARON DE LA CIUDAD.

Stephie dijo...

Excelente trabajo, he buscado la historia del aeropuerto por más de 3 meses y hoy al fin la encontré.... Muchísimas gracias y felicitaciones por la talla del trabajo.