domingo, 9 de octubre de 2011

40 años cumpliendo el sueño de volar.

A sus 40 años, el HC-CFL con los colores actuales de Icaro.

 Para entrenamiento de vuelo por instrumentos: La Cessna 182 HC-BDJ.


Cuarenta años no se cumplen todos los días, y cuando se los cumple es importante hacer un recuento de todos esos años que han sido parte, cuando no pilares de la aviación ecuatoriana.

El año es 1971.  El panorama de la aviación ecuatoriana es un cuaderno en blanco con pocas hojas escritas; apenas se cumplían 50 años del vuelo del “Telegrafo I”,  la era de los aviones a reacción recién empezaba en el país, los destinos en el país poco a poco se abrían, y el transporte aéreo se limitaba a las ciudades principales.  En aquella época era común ver aviones de la extinta Saeta, San, Ecuatoriana de aviación, TAO, Braniff, entre otros carreteando por la plataforma del aeropuerto de Quito.  En aquella época ver un avión volando era un verdadero acontecimiento, y a pesar de la creciente actividad, de noche, el aeropuerto de Quito se cerraba.

La visión que se tenía del futuro en aquel entonces contrasta con lo que es la realidad actual.  Con la aviación en auge la gente quería volar, pilotear un avión, pero la aviación muchas veces era asociada a las fuerzas armadas, y no era visto como algo alcanzable para el ciudadano común.  Para volar uno muchas veces tenía que seguir la carrera militar, y con las ideas de la época alguien con mala vista, o si una mujer quería ser piloto, o alguien que no cumplía los requisitos para formar parte de la milicia era rechazado, truncando de por vida su sueño de volar. 

Hoy la realidad es diferente:   La aviación en el Ecuador abarca muchas ramas que no están relacionadas a la milicia y que depende del ciudadano común y su sueño de volar: El transporte de pasajeros, el transporte de carga, la aviación general, la fumigación, la aviación recreativa, todas forman parte de la realidad actual de la aviación Ecuatoriana.  En otras palabras: antes volar era algo difícil de alcanzar, ahora es algo alcanzable.


La legendaria HC-BJI con sus colores noventeros.

Los orígenes de Icaro

Esta realidad que vivimos actualmente se debió en gran parte a la creación de una empresa, una ficha clave en la aviación ecuatoriana: Icaro.

Esta empresa nace el 21 de Septiembre de 1971 gracias a un pionero, visionario y apasionado de la aviación.  Su nombre: Guido Saltos.  Su visión: lograr lo que hoy se ha logrado: cumplir el sueño de muchos, y servir a la aviación ecuatoriana.

La empresa empezó como una escuela de vuelo, un instituto superior enfocado en la ciencia y el arte de la aviación.  Esto se hizo incorporando una pequeña flota de Cessnas 150 de 150 HP, lo que le permitió tener su base el aeropuerto de Quito.  Con el tiempo se incorporaron otros aviones como la Rockwell Commander 112TC, y aviones para vuelo acrobático como la Bellanca Decathlon, o la American Champion Citabria.  Aviones como la Cessna 182, o la Piper Aztec actualmente forman parte de la escuela, pero probablemente la flota mas importante ha sido la flota de las legendarias Cessna 172 / T-41 que se incorporaron poco tiempo después de la creación de Icaro.


La "Bravo Juliet India" descansa despues de un dia de trabajo.


Hasta hoy la escuela ha formado mas de 7000 pilotos y este número sigue en aumento. Se puede decir tranquilamente que Icaro y en especial su Cessna HC-BJI ha sido el avión de entrenamiento del Ecuador pues decenas de pilotos de diferentes generaciones obtuvieron sus principios de vuelo y sus raíces aquí, y han pasado por la BJI en algún momento. De este gran número de pilotos, un gran número han llegado a volar en aerolíneas, otros no han podido volar en aerolíneas pero han volado en otras ramas de la aviación, otros han volado solo por placer, y algunos han dejado en pausa su carrera por cosas de la vida.


 
La HC-BJI sigue siendo el avión de entrenamiento estrella de Icaro.

La Piper PA-23-250 Aztec se usa para entrenamiento multi motor.

Practicando tomas y despegues: la HC-CDN.

Una vista de la HC-CDN con los colores anteriores de Icaro, similares a los colores del HC-CDW.
Expansión

Icaro no solo se ha limitado a ser una escuela de vuelo.  Con el tiempo esta empresa se ha ido expandiendo poco a poco para ofrecer otros servicios aéreos.  Uno de ellos es el servicio de taxi aéreo, un servicio que en la sierra ecuatoriana no es tan cotizado como en la costa, pero que ha sido de gran ayuda.  En la flota de Icaro para este propósito se incorporaron una Beechcraft B200, un Rockwell Commander, e incluso un DeHaviland DHC-8 102 (HC-BSX).  Posteriormente se incorporaron las 2 Beechcraft 1900D como parte de “Icaro Express”.  Estas eran la HC-BYO y la HC-CAO.
La vasta experiencia de Icaro no solo es en aviones sino en helicópteros.  “Icaro Lift”, la división de helicópteros de la empresa ofrece servicios de helicópteros y ha operado en su historia los Eurocopter AS350, Bell 212, y el Boeing CH-47 Chinook.


Uno de los AS350 de Icaro Lift: el HC-CDK.
     
El segundo AS350 de Icaro Lift: el HC-CEC.
  
A pesar de pertenecer a Columbia Helicopters, este Chinook fue operado por Icaro como HC-CEN.

Icaro – Una aerolinea de alto vuelo.

A fines de los 90’s y principios de los 00’s las aerolíneas que en un entonces fueron iconos de la aviación ecuatoriana como Ecuatoriana, San, Saeta, habían desaparecido, y las opciones para volar dentro del país eran limitadas. Icaro contaba con sus 2 Beechcraft 1900D con las que cubría una ruta irregular a Loja y otros destinos del país.  La oferta no podía cubrir la creciente demanda.  Fue por eso que en el 2002 el tema de taxi aéreo toma un paso mas allá, e Icaro se convierte en aerolínea.

A la joven aerolínea se incorporaron 4 Fokker F-28 MK 4000.  Esta era la flota ideal para alcanzar todos los rincones del país ya que pistas como las del Coca, Loja, no podían ser operadas con aviones mas grandes.  Las principales ciudades como Quito, Guayaquil, y Cuenca al igual que las otras ciudades como Manta, Loja, y Coca eran servidas por los 4 Fokkers.


El primer Fokker en incorporarse a la flota fue el HC-CDA.  El HC-CDA lucía el nuevo y estilizado logotipo, y llevaba una inusual combinación de colores: morado y blanco.  Poco tiempo después se incorporó el segundo F-28: el HC-CDG que llevaba colores idénticos a los del CDA.  Al poco tiempo se incorporaron 2 F-28 más: el CDT y el CDW.  Estos 2 últimos llevaban diseños diferentes manteniendo el logotipo y los colores.

                                         
El primer F-28 MK 4000: El HC-CDA. 


El segundo F-28 era el HC-CDG. 


El HC-CDT fue el "Canario 01" y llevó estos colores temporalmente. 


El HC-CDT llevando los colores como los del HC-CDA y CDG. 


El HC-CDW llevaba un diseño interesante.

A pesar de que el Fokker era un excelente avión para cumplir las rutas de Icaro, era hora de modernizar y agrandar la flota para cumplir con la demanda.  A esto se le sumó el hecho que los pasajeros tenían un poco de recelo de volar en los Fokker ya que era un avión ruidoso, lo cual incomodaba a los pasajeros.  Fue por eso que en el 2005 y 2006 se incorporaron a la flota 3 nuevos aviones: los 2 737-236 Adv (HC-CFD y HC-CFL) y un DeHaviland DHC-8 202 (HC-CFK).

La joven aerolínea fue un éxito pues no solo llevaban a los pasajeros de un lugar a otro, sino que se enfocaban en el servicio y la satisfacción del cliente. Con sonrisas, un trato amigable, y cuidando pequeños detalles fue cuestión de poco tiempo que volar Icaro se convirtió en una experiencia.   En ocasiones hubo el “Icaro Sky Fashion”, un desfile de modas en vuelo, y la revista Skies presentaba una propuesta diferente.  Los vuelos charter a Cali conocidos como el “Cali Pachanguero” permitía que con alas ecuatorianas se vuele a otros destinos. El slogan “Lo hacemos por usted” sigue siendo parte de la filosofía de servicio de Icaro.

La introducción de Icaro como aerolínea en el mercado estimuló al enfoque en el servicio, e hizo que el transporte de pasajeros en el ámbito nacional se vuelva mas competitivo.  Paralelamente cuando Icaro se levantaba como aerolínea, también surgían otras, y las aerolíneas ya existentes se enfocaban en igualar su servicio al de Icaro.  Gracias a esto hoy las aerolíneas han mejorado su servicio y se enfocan en la satisfacción y bienestar del pasajero.


Al igual que el transporte de pasajeros el transporte de carga era otra de las divisiones de Icaro.  La demanda de mover carga dentro del país hizo que Icaro Cargo sea un éxito.  Su expansión fue tal que en una época la flota contaba  con un 737-290 Adv exclusivamente para carga.  Con este avión se cumplieron importantes misiones incluyendo el transporte de víveres para los damnificados del terremoto de Haití.



La nueva generación: La era de los 737-200. 


El HC-CFD fue el primer 737 de la flota de Icaro. 


El HC-CFK se usaba para la ruta a Loja en reemplazo de los Fokker.  


 El DHC-8 "Dash 8" volviendo de Loja.



El segundo 737, el HC-CFL con colores especiales de Navidad.

El HC-CFY cubría vuelos de carga. 


Los 2 737s de Icaro en un día normal de trabajo.

Icaro en la actualidad

La llegada de grupos internacionales de transporte aéreo y las alianzas han hecho muy dura competencia para las empresas independientes.  Esto poco a poco ha hecho que Icaro vaya perdiendo el territorio que ha ganado.  Actualmente Icaro cuenta con un 737 el cual cubre las rutas entre Quito, Coca, y Manta.

A pesar de que la aerolínea se encuentra en una situación complicada, la escuela por su parte sigue avanzando y creciendo.  Con el inminente cierre del aeropuerto de Quito la escuela ha debido mudarse lentamente a Manta, donde opera con éxito paralelamente con Quito.  La flota actual de la escuela cuenta con 3 Cessna 172 / T-41, 2 Cessnas 182, y una Piper PA-23-250 Aztec para el entrenamiento multi-motor.  A parte del entrenamiento para pilotos, Icaro también ofrece entrenamiento para tripulantes de cabina.


Para conmemorar estos 40 años de historia en la aviación les dejo con una colección de fotos de la flota de Icaro durante la ultima década.  Espero que les guste, y como siempre las preguntas y comentarios son bienvenidos.


 El HC-CFL con el logotipo, slogan, y colores actuales.


La HC-BDJ de la escuela en un vuelo de entrenamiento.

1 comentario:

Esteban Jiménez López dijo...

El livery del HC CDW lo diseñé yo! En ese entonces la agencia de publicidad en la que trabajaba llevaba la cuenta de Icaro Air.